La industria alimentaria es una de las más importantes en nuestro país. La calidad de los productos y su capacidad de innovación la convierten en una de las más punteras a nivel internacional. Y en esa posición tiene mucho que ver la estrategia de limpieza e higiene en la industria alimentaria.

El papel de la higiene y la limpieza en la industria alimentaria puede pasar desapercibido por ser algo que se supone. Y es que la legislación es muy estricta en este campo ya que es un factor fundamental para mantener en todo momento la seguridad en la cadena alimentaria.

Es importante comprender que la desinfección y limpieza es una etapa más del proceso de producción de los alimentos, y no una actividad complementaria.

La normativa para la limpieza en la industria alimentaria 

La limpieza en la industria alimentaria consiste en eliminar todo tipo de residuos, orgánicos o inorgánicos, que se encuentran dentro y fuera de cualquier elemento e instalaciones que formen parte del proceso de producción de alimentos: maquinaria, mobiliario, utensilios, objetos, uniformes, envases, lugares de almacenamiento, cámaras frigoríficas, hornos, cubetas o espacios de producción.

La normativa comunitaria 852/2004 de 29 de abril de 2004 sobre higiene de los productos alimenticios establece la obligatoriedad de estas empresas de disponer, aplicar y mantener un sistema de autocontrol basado en el Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC).

 El objetivo es no solo limpiar, sino también eliminar todas las bacterias y organismos patógenos que puedan existir.

¿Qué debo hacer para diseñar una estrategia ganadora? Para garantizar una buena estrategia de limpieza en la industria alimentaria es necesario tener claro cinco pasos para que estas limpiezas especiales sean perfectas.

 

Primeros pasos de una estrategia ganadora en estas limpiezas especiales 

 

  • Establece prioridades. Debes analizar cuáles son las superficies de contacto permanente con alimentos y /o materias primeras, las superficies de contacto esporádico y cuales son las superficies que nunca contactan con los alimentos. Eso permitirá establecer la frecuencia de limpieza y las medidas de vigilancia.

En principio suelen establecerse tres zonas según las necesidades de limpieza especial: las altamente críticas, que requieren un limpieza constante; las críticas, donde es necesario limpiar cada dos horas (o cada hora si la intensidad de trabajo así lo requiere) y por último aquellas zonas que solo necesitan la limpieza especial dos veces al día.

  • Crea un protocolo de higiene. En ese protocolo de limpieza en la industria alimentaria hay cinco pasos que no pueden faltar: primero, un enjuague inicial para eliminar la suciedad y el polvo (sin barrer, para evitar la contaminación cruzada); segundo, placer los detergentes para disolver la suciedad incrustada y las películas de grasa; el tercer paso es enjuagar con agua caliente y a presión, para eliminar los restos de suciedad y de detergente; el cuarto paso es aplicar productos desinfectantes, específicos para la limpieza en la industria alimentaria; y para finalizar realizar un enjuague final solo con agua para eliminar los restos de productos quí
  • Simplifica los procesos. Es importante facilitar el sistema de limpieza de la industria alimentaria, para que sea sencillo de implementar y de asumir por todo el mundo.

Así por ejemplo, establece un sistema de códigos de color para los productos y así evitarás confusiones y contaminación cruzada, a la vez que ayudas a cumplir el plan de higiene.

  • Implicación del personal. En la limpieza de la industria alimentaria es preciso que el personal se implique en el proceso y que haga todo lo necesario para mantener la higiene.

Es importante que antes de manipular cualquier cosa, los operarios se laven las manos con un producto bactericida y que se las sequen con toallas de un solo uso.

Además Contar con profesionales expertos. Contratar la limpieza de la industria alimentaria con empresas como COVAMUR, Cooperativa Valenciana de Mujeres, te ofrece la garantía de calidad en el servicio y el compromiso de mantener higienizadas, limpias y seguras las instalaciones.

Además en COVAMUR nos adaptamos a las necesidades de cada empresa para optimizar los recursos de la compañía.

¿Quieres una estrategia ganadora de limpieza para tu industria alimentaria?

CONTACTA COVAMUR